Encuéntranos en Google+.
[crear una pagina internet] [diseño web] [Servicios de Efigética]
[Servicios de Efigética]
[Certificación EcoXpert de Efigética]
[Conócenos - Efigética]
[Servicios de Efigética]
[Servicios de Inteligencia Energética]
[Auditorías energéticas - Servicios de Efigética]
[Certificación energética de edificios - Servicios de Efigética]
[Eficiencia energética - Servicios de Efigética]
[Energías renovables - Servicios de Efigética]
[Servicio Técnico]
[Certificación EcoXpert de Efigética]
[Proveedores de Efigética]
[Contacto con Efigética]
[Autoconsumo energético - Servicios de Efigética]
[Solar FotoVoltáica - Servicios de Efigética]
[Solar termodinámica y aerotermia - Servicios de Efigética]
[Solar Térmica - Servicios de Efigética]
[Frío solar - Servicios de Efigética]
[Mini-Eólica - Servicios de Efigética]
[Biomasa - Servicios de Efigética]
[Microcogeneración - Servicios de Efigética]
[Geotermia - Servicios de Efigética]
[Términos de uso - Efigética]
[Información legal - Efigética]
[Política de privacidad - Efigética]

SOLAR TÉRMICA

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento del calor solar mediante el uso de paneles solares térmicos.


De manera muy esquemática, el sistema de energía solar térmica funciona de la siguiente manera: el colector o panel solar capta los rayos del sol, absorbiendo de esta manera su energía en forma de calor, a través del panel solar hacemos pasar un fluido (normalmente agua) de manera que parte del calor absorbido por el panel es transferido a dicho fluido, el fluido eleva su temperatura y es almacenado o directamente llevado al punto de consumo.


Las aplicaciones más extendidas de esta tecnología son el calentamiento de agua sanitaria (ACS), la calefacción por suelo radiante y el precalentamiento de agua para procesos industriales. Otras aplicaciones son el calentamiento de agua para piscinas cubiertas o a la intemperie y usos emergentes como el de climatización.


El suministro doméstico de agua caliente para obtener mayor confort y calidad de vida precisa de una temperatura ideal de salida del agua caliente entre 37ºC y 42ºC. El aprovechamiento de la energía térmica del sol resulta sumamente eficaz para el calentamiento del agua con el soporte de otros sistemas tradicionales: biomasa, gas, fuel, electricidad.


En cuanto a la generación de agua caliente para usos sanitarios (también llamada "agua de manos"), hay dos tipos de instalaciones de los comúnmente llamados calentadores o calefones solares: las de circuito abierto y las de circuito cerrado. En las primeras, el agua de consumo pasa directamente por los colectores solares. Este sistema reduce costos y es más eficiente (energéticamente hablando), pero presenta problemas en zonas con temperaturas por debajo del punto de congelación del agua, así como en zonas con alta concentración de sales que acaban obstruyendo los paneles. En las instalaciones de circuito cerrado se distinguen dos sistemas: flujo por Termosifón y flujo forzado. Los paneles solares térmicos tienen un muy bajo impacto ambiental.


Además del ahorro económico -más del 50% de las necesidades de ACS pueden ser cubiertas por la energía solar térmica- existe un creciente apoyo institucional favorable a este tipo de instalaciones, tanto a nivel estatal -como en España, donde desde 2006 es obligatoria la instalación para nuevas construcciones residenciales.